Las actividades deportivas no se salvan de las normativas de iluminación mundial. Eventos de gran envergadura como los son las Copas Mundiales deben cumplir con ciertos niveles promedio de iluminación como lo establece la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Para la Copa Mundial de Alemania 2006, la máxima casa del fútbol estableció que cada cancha debía ser de 2500 luxes y para el 2010, en la Copa Mundial de Sudáfrica, de 3500 luxes. Esta exigencia no fue considerada por los organizadores pues ningún estadio de estos países e inclusive del mundo, cumple en estos días.

Los avances tecnológicos, las cadenas de televisión, árbitros y jugadores, son los que demandan al organismo estas exigencias. Otras entidades del deporte mundial también se unen a estos lineamientos y establecen normas a seguir con sus respectivos eventos.

Algunos estadios se caracterizan por la multifuncionalidad de sus espacios, pues en ellos se pueden realizar diversos deportes como fútbol, basquetbol, béisbol, atletismo, fútbol americano, así como espectáculos musicales o eventos masivos, por lo que se debe contemplar una iluminación especial que cumpla con las exigencias de cada deporte mencionado.

Cada uno de ellos posee diversas características a las que el alumbrado debe adaptarse; una cancha de tenis es un espacio reducido, pero la pelota viaja a gran velocidad; una cancha de fútbol tiene dimensiones amplias que debe cumplir con niveles de iluminación que permitan un buen espectáculo para todos los aficionados.

Poder implementar la iluminación que sacie las necesidades de los espectadores se convierte en una labor complicada cuando la edificación ya ha sido construida, en cambio, cuando el estadio está construyéndose esta labor se vuelve más sencilla, ya que desde la obre se hace el diseño para que sea coherente con la construcción, contemplando así el tipo de cables, controles, circuitos, la posición de las luminarias, etc.

Para la instalación de luz en estadios deportivos debe pensarse en una iluminación que cumpla con los planos horizontal y vertical, es decir, que alumbre al jugador en 360° grados; que aprecie al frente, los costados y que el rival lo pueda observar bien, de igual forma, que sea capaz de mirar hacia arriba para los balones en alto.

Aunado a esto, la iluminación debe ser uniforme, lo que trata al gradiente de luz que se tenga en cancha, en donde todos los puntos se tengan prácticamente la misma cantidad de luz de manera que no se formen sombras.

El rendimiento de color, es un aspecto más a tomar en cuenta, el cual sebe ir arriba del 90%. La intención es brindar condiciones de iluminación lo más cercanas a la luz del día, pues el atleta se sienta más cómodo ya que realiza casi todas sus actividades en este horario.

La temperatura de color debe ser de 4250 grados Kelvin, de acuerdo a lo que establece la FIFA para una transmisión de televisión normal, y 5500 grados Kelvin en emisión en Alta Definición.

El deslumbramiento es un aspecto crítico, pues si un portero es deslumbrado puede terminar la jugada en gol; la FIFA también establece niveles que beneficiarán a los participantes de un partido y a las cadenas televisión.

Con una correcta instalación de iluminación en recintos deportivos, la FIFA puede recomendar a quienes hayan realizado la mejor iluminación en el mundo e instituciones de renombre mundial como IESNA, IALD, PLDA, que aunque no te avalan como iluminador, te reconocen como entidad que tiene el conocimiento para llevar a cabo una obra de este tipo.

Leave a comment

¡Contáctanos, haremos que tu iluminación sea eficiente, de menor consumo y respetuosa con el medio ambiente!🔆 #Kadled

Diseñamos proyectos de iluminación a la medida de tu proyecto para reducir considerablemente el consumo energético 😎 #Kadled

Kadled, S.A. de C.V. © 2018. All Rights Reserved. Privacy Policy