La iluminación no solo tiene repercusión en la manera en que miramos el mundo sino también en ciertas funciones de nuestro cuerpo e incluso es factor clave en las emociones pues de acuerdo con científicos e investigadores, en las épocas en las que los niveles de luz solar disminuyen como invierno, la depresión y el suicidio es más común.

La luz afecta distintas procesos y funciones corporales, teniendo algunos efectos como los siguientes:

 

  • Trastornos relacionados con los ojos: Puede producir dolor e inflamación en los parpados, producir fatiga visual, sensaciones de pesadez en los ojos, lagrimeos, enrojecimiento, irritación e incluso visión alterada siendo la más grave de todas.
  • Cefalalgias: Estas son definidas medicamente como dolores de cabeza ocasionales, los cuales, primeramente deben ser estudiados y analizados por un médico para determinar si son causados por la iluminación.
  • Fatiga: Sorprendentemente la iluminación afecta el desempeño de nuestro cuerpo provocándonos falta de energía, agotamiento, estrés y falta de sueño. Aquí también el medico juega un papel importante pues deberá descartar otras variables.
  • Efectos en el estado de ánimo: Como ya lo habíamos mencionado, la luz influye en el estado de ánimo pudiendo causar depresión en caso de ausencia, baja productividad y otras complicaciones.

 

Para determinar si los niveles de luz son correctos y si debemos hacer un cambio en nuestro sistema de iluminación, debemos considerar lo siguiente:

 

  • ¿En qué horario lo utilizamos? ¿Día o noche?
  • ¿Tiene entradas de luz natural?
  • ¿Qué tipos de luces hay en el lugar?
  • ¿Hay destellos, resplandores o exceso de luz en determinadas horas?
  • ¿Cuál es el propósito del lugar?

 

Si logramos responder estas preguntas nos sirven como guía para terminar en parte, si la iluminación es correcta o debemos cambiarla o mejorarla. Si ya aún no sabemos si debemos modificar la iluminación recomendamos seguir estos principios básicos.

 

  • Aprovechar al máximo la luz natural evitando los rayos directos del sol en ciertas horas.
  • Considerar la luz artificial como complemento de la luz natural.
  • Mezclar la iluminación teniendo cada fuente controles individuales para su regulación.
  • Controlar deslumbramientos y resplandores.
  • Si se utilizan computadoras debemos considerar variables como temperatura, luz y reflejo en las pantallas.

 

Si seguimos estos consejos básicos podremos evitar un impacto negativo en la salud y productividad causado por la iluminación.

Leave a comment

La iluminación LED responde a la aplicación más avanzada de tecnología para reducir emisiones de CO2 a la atmósfera #Kadled

Kadled, S.A. de C.V. © 2018. All Rights Reserved. Privacy Policy